Noche Weizen.

Posted on

Noche en un café bar en sábado. Creí que iba a ser una noche normal, como cualquiera. El único motivo era pasarla bien y beber unas cuantas cervezas de trigo. Pero mi noche no fue como lo esperaba, mi noche se convirtió de lo más normal a lo que más tenía miedo… ahí estaba él. MALDITA SEA. ¿Cómo puedes estar en todo lugar al que yo voy? ¿Cómo puedes verme, estar tranquilo e ignorarme?

Total, estaba buscando algún lugar donde sentarme, no lo había visto a él, hasta que él junto con sus amigos nos ganaron unos sofás en los que quería sentarme.

Me vio, me sonrío y dijo: “Sorry, te lo gané”.

¿”Sorry, te lo gané? ¿Es todo? ¿En serio?

Dios, ¿como puede ser él mi todo y yo ser su nada?

Me senté, pedí mis cervezas de trigo, contemplaba el lugar y el tipo de personas que estaban ahí, yo sólo buscaba una distracción para no pensar en él, para no verlo (cabe de mencionar que estaba sentado frente a mi).

Y ahí en el ambiente de anoche, una de mis amigas me dijo: “¿Por qué no buscas a alguien con quien platicar ya para que te olvides de ese pendejo?”.

No, no puedo olvidar a ese pendejo tan fácil, entablé conversaciones con varios muchachos durante la noche, pero no, no es igual, no es el mismo sentimiento, no me causaron nervios como los que causa él.

Mi maldita noche arruinada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s