pareja

QUIZÁ.

Posted on Actualizado enn

“Llorar no me da el alivio… ni tu silencio lo es”. 

No soy lo suficiente. Tal vez estoy destinada a desayunar, comer y cenar sola, ir al cine sola, ahorrar dinero para viajar por todo el mundo pero sola… vivir sola. No quiero estar sin él, pero tal vez no lo merezco. Tal vez el merece amar a alguien más, necesita a alguien que lo haga sentir vivo, que le saque sonrisas, alguien que huela a jazmines o simplemente que huela a felicidad, porque yo… pues bueno, yo sólo le hago pasar malos ratos, no le doy felicidad, más bien le doy miseria, agonía y tristeza, lo quemo por dentro.

 

Él es el amor de mi vida, pero quizá… quizá yo no soy el amor de su vida.

Anuncios

Lo veo.

Posted on Actualizado enn

El. Ahí está. Parado frente a mi, desenfocado del mundo y entrado en su celular, la verdad es que me da mucha curiosidad el saber lo que hace, lo que lee, con quien habla…
Su cuerpo, cada parte de el, con sólo tocarlo siento que es todo, que lo necesito, es indispensable, que muero porque me bese y me haga suya. ¿Es mucho pedir que me hagas tuya? ¿Es mucho pedir que me quieras como yo te quiero?
Realidad, Gaby. Vuelve a la realidad. Es tu compañero, es tu amigo, te utiliza sólo para coger. Déjalo ir, no te enamores.

Muy tarde… ¿qué se hace cuando te enamoras de esta manera y con esas circunstancias? ¿Sigues cogiendo con el o lo dejas ir? ¿Disfrutas lo poco que él te regala o buscas a alguien a quien de verdad merezcas?

No sé, yo sólo sé que me gusta quererlo, me gusta cogerlo y que odio sentirlo lejos de mi.